Otros elementos del patrimonio cultural

Hay diferentes vertientes desde las que se puede abordar el Patrimonio Cultural en general, por ello surgen ciertas dificultades para describir o para catalogar algunos tipos de bienes, así la etnográfica y la etnológica.
Vamos a partir de la definición de patrimonio etnográfico como el conjunto de manifestaciones y formas de vida tradicionales, materiales o inmateriales, que definen las características propias de los distintos grupos que conforman una colectividad. Por un lado sirve para identificar su carácter tradicional (popular, folclórico, ..) y, por otro, tiene capacidad para estableces las marcas de unos rasgos que son propios de un lugar y que les da una identidad.

En este sentido se puede considerar Patrimonio etnográfico a la lengua, la literatura, la música, la danza, los juegos, las costumbres, la artesanía, las artes, etc.
En el mismo pueden diferenciarse dos partes:
inmaterial (saberes, fiestas populares, folclore, gastronomía, costumbres, hábitos y formas de vida),
material (bienes muebles -como artesanías, aperos de labranza, utensilios…- y bienes inmuebles -como molinos, cuevas y bodegas… o cualquier tipo de construcción que tenga relación con los modos de vida de un pueblo).

Sí bien el patrimonio etnográfico es algo vivo, que cambia y evoluciona, adaptándose a las nuevas situaciones sin olvidarse de las esencias y raíces, también es cierto que una parte importante de este patrimonio, sobre todo el que hace referencia a modos de vida del pasado y de espacios rurales, se está perdiendo.

En consonancia con lo anterior iremos aportando información sobre diversos aspectos o contenidos de esta vertiente etnográfica del patrimonio cultural en Moyuela, además de los apartados referidos a arquitectura popular, fiestas y tradiciones o gastronomía, vistos de forma separada.

En una primera fase nos referiremos a las campanas y toques, auroras, cofradías, habla y vida y canciones populares.

CAMPANAS, TOQUES Y CAMPANEROS

HABLA Y VIDA

CANCIONES

COFRADIAS